Entrada etiquetada ‘salvia’

Palitos de pollo y salvia

Siempre pienso que mi devoción por las croquetas es proporcional a lo engorroso que resulta prepararlas, sobre todo si se prefieren no tan rígidas como cremosas.

Por otra parte, los aficionados a los caldos caseros no damos abasto para comer tanta croqueta ni nos bastarían siete congeladores, así que esta semana he decidido convertir las mollas que me regalan las carcasas de pollo en un delicioso snack.

Ingredientes:

  • 1 taza de mollas de pollo hervido
  • 7 hojas de salvia fresca
  • 1/4 de cucharadita de comino molido
  • 1/4 de ajo molido
  • Pimienta cayena molida
  • 1 taza de galleta de Inca picada (o pan rallado)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sésamo negro (opcional)
  • Sal

Para elaborar estos palitos, el primer paso es picar el pollo. Ha de quedar fino, pero tampoco hecho una pasta, así que mejor a cuchillo.

Lo disponemos en un lebrillo y condimentamos con las hojas de salvia fresca picadas, el comino y el ajo, una pizca de sal y, si nos gusta el picante, cayena en polvo.

Amasamos hasta que se integren bien los ingredientes y de forma que se vaya compactando el pollo.

A partir de ahí, formamos bastones con el pollo, no demasiado largos, tampoco muy finos para no complicar su rebozado.

Batimos el huevo en un plato hondo y disponemos galleta de Inca picada a la que si lo deseamos añadiremos el sésamo negro en otro plato.

Pasamos uno a uno los palitos primero por la galleta picada, a continuación por el huevo y por la galleta nuevamente.

Los freiremos en aceite de oliva virgen extra bien caliente hasta que estén doraditos y serviremos templados o temperatura ambiente solos o con una salsa, las agridulces son ideales.

También se pueden congelar en un táper, son ideales para sacarnos de un apuro, pues pueden ir a la sartén directos, sin necesidad de descongelar.

29

08 2019

Carrilleras a la cerveza

Si abrimos una cerveza y no nos vemos con ánimo de acabarla, podemos redimir la mala conciencia dándole un buen uso preparando unas jugosas carrilleras de cerdo.

Ingredientes:

  •  1/4 de litro de cerveza
  • 4 carrilleras de cerdo
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • medio pimiento rojo
  • 1 patata mediana
  • 1 diente de ajo
  • unos aros de guindilla roja
  • Pimienta negra en grano
  • sal
  • Unas hojas de salvia fresca
  • Aceite de oliva virgen extra

Para prepararlas, en primer lugar, sentamos una cazuela sobre fuego moderado con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté bien caliente, sellamos las carrilleras hasta que estén doradas.

Mientras se doran las carrilleras,  aprovechamos para pelar dos zanahorias que cortaremos en juliana y para despepitar medio pimiento rojo que cortaremos en daditos.

Cuando estén las carrilleras, las extraemos y las reservamos.

Mientras el aceite de la cazuela vuelve a tomar temperatura, pelamos y laminamos un diente de ajo, cortamos unos aritos de guindilla roja y los sofreímos en el recipiente que tenemos en el fuego. Antes de que el ajo empiece a tomar color, agregamos el pimiento y la zanahoria al tiempo que removemos.

Retiramos el pedúnculo, las hojas exteriores y puntas mustias de dos puerros, pasamos por agua, troceamos menudo y lo añadimos al guiso. Salpimentamos, removemos y dejamos que se rehogue toda la verdura.

Regamos con 1/4 de litro de cerveza (o de la que dispongamos, bastará compensar con agua o caldo) y 1/2 litro de agua, añadimos unos granos de pimienta negra, una puntita de canela y por último las carrilleras y el jugo que hayan podido soltar. Subimos a fuego medio.

Pelamos una patata mediana, la cortamos a cachelos y la agregamos al contenido de la cazuela. Removemos y cubrimos con una tapadera. Moderamos el fuego y dejamos cocer unos 40 o 50 minutos.

A falta de 10 minutos para apagar el fuego añadimos unas hojas de salvia fresca picada.

27

06 2019