Entrada etiquetada ‘pimiento’

Frit de troncos de alcachofa

Ahora que ya volvemos a estar en temporada de alcachofas, no puedo evitar pensar en todos aquellos en que la menosprecian por el hecho de que, una vez limpias, se quedan en nada.

Es cierto que se desechan varias capas de hojas exteriores y, según la elaboración, el tronco se corta al ras dando esa impresión.

Precisamente, con esos troncos podemos preparar un gustoso frit que podríamos calificar de cocina rápida sana.

Ingredientes para 4 personas
  • Troncos de alcachofa (10 aproximadamente)
  • 2 manojos de sofrit (cebolla tierna)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 4 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 2 cucharadas de hojas de hinojo fresco
  • sal
  • pimienta
  • Aceite oliva virgen extra

En primer lugar, retiramos la capa exterior de los troncos de la alcachofa, eliminando así la zona más fibrosa. Si son muy gruesos los cortamos por la mitad a lo largo y a su vez en rodajas. Ponemos en remojo con una ramita de perejil fresco para que no se ennegrezcan.

Lavamos el pimiento, cortamos por la mitad y lavamos para retirar las semillas y vetas. Troceamos en cubitos.

Sentamos una greixonera sobre fuego suave con tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, los dientes de ajo -sin pelar per habiéndoles practicado un golpecito para fisurar la piel-, los aritos de guindilla y el pimiento. No descuidamos y vamos removiendo de tanto en tanto.

Cuando el pimiento empiece a perder tersura, agregamos los troncos de alcachofa previamente escurridos, salpimentamos y tapamos la cazuela para que rehoguen un poco más rápido.

Entre tanto, cortamos el pedúnculo de los sofritos, retiramos la capa exterior, lavamos bajo el grifo y cortamos en aros anchos.

Cuando la alcachofa esté tierna, añadimos los sofritos y las hojas de hinojo. Mezclamos bien el contenido de la greixonera, apagamos el fuego y dejamos reposar 5 minutos con la tapadera puesta.

Servimos como entrante, como guarnición de una carne o pescado o simplemente acompañado de un huevo poché.

07

11 2019

Coquitas de restos de trempó

Probablemente sean los últimos días en los que aún se puedan encontrar tomates decentes en el mercado ahora que hemos dicho adios al verano.

Para los que amamos este fruto son días de consumirlos como si no hubiera un mañana, de ahí que lleguemos a perder la medida a la hora de preparar platos como el trempó.

Si hemos alargado demasiado las cantidades y nos ha quedado un táper de un día para otro, coincidiremos que el exceso de macerado en su aliño lo hará no tan gustoso para comer tal cual, pero sí para deleitarse sobre una coca en formato aperitivo.

Ingredientes para 4 coquitas
  • 2 tazas de trempó (ya aliñado)
  • 1/4 de taza de agua
  • 1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
  • Harina
  • Sal
  • 4 aceitunas negras de calidad

Encendemos el horno para precalentar a 190º.

En un lebrillo introducimos el aceite de oliva virgen extra, el agua y una pizca de sal. Al tiempo que removemos circularmente con un tenedor de madera, vamos añadiendo poco a poco harina. Cuando la masa forme una pelota en torno al tenedor y no esté pegajosa al tacto, la masa estará lista.

Dividimos la masa en 4 partes. Engrasamos la lata de horneado – o las 4 individuales si tenemos- y procedemos a extender dejando unos centímetros de separación entre una y otra cada bola de masa. Lo haremos con las yemas de los dedos, presionando hasta conseguir una base finita, pero lo suficiente gruesa como para aguantar el peso del trempó.

Introducimos en el horno durante unos 10 minutos para evitar que la base se humedezca en exceso y nos quede una coca extra crujiente.

Cubrimos con el trempó bien escurrido (no va de más estrujarlo un poquito con las manos), coronamos con la aceituna negra cada una de las coquitas y devolvemos al horno durante unos 20-30 minutos más o hasta que los bordes empiecen a tostarse.

26

09 2019